viernes, 14 de noviembre de 2008

La biblioteca de Alejandria





Visitamos Alejandría por la insistente invitación del director general de Bellas Artes egipcio que entendí como una cortesía hospitalaria y quizá aún tendría esa sensación si no hubiésemos entrado en la Biblioteca Alejandrina. Si la historia y las fantasias históricas de la Antigua Biblioteca de Alejandria forman parte de lo mejor de nuestro imaginario sobre el pasado, la nueva biblioteca representa lo mejor de nuestros deseos sobre el futuro.
El museo, que la biblioteca alberga en su interior, se abre con la imagen de una escultura antigua con una chica leyendo, bajo ella, un cartel nos informa que la mujer tenía libre acceso en la antigua biblioteca igual que el hombre. La nueva biblioteca reafirma este milenario derecho con la presencia casi mayoritaria de mujeres.
Nos atendió una mujer joven que trabajaba con un hijo colgado delante suyo.... que a todos nos dejó bastante admirados.
Egipto vuelve a ser en su más estricta modernidad un poco de todos nosotros. Como comprendemos delante de las pirámides a pesar de la parafernalia turística, Egipto somos todos porque hay pocas imágenes que nos hayan acompañado en tantas ocasiones y nos hayan penetrado tanto. También la leyenda o la realidad de la biblioteca ha sido ha sido un ejemplo durante siglos.
La biblioteca actual, promovida por la Unesco y construida a través de un concurso público internacional, asume la responsabilidad heredada, la actualiza y, como siempre ha hecho Egipto, la hace universal.
Todo un mensaje del director general, D. Mohse Shaalan, al hacernos comprender, a través de este viaje a Alejandría, el esfuerzo y los logros que se llevan a cabo en ese país complejo, con grandes y graves problemas.
Mi cámara no funcionaba bien así que perdonad las imágenes no muy buenas que inserto.

1 comentario:

CarmeLa dijo...

Una biblioteca unifica y personaliza el entorno en donde se edifica. En mi ciudad, las bibliotecas de barrio son lo más vivo y auténtico del vecindario. Son las verdaderas "catedrales" actuales donde personas de edades muy diferentes confluyen, en busca de información, conocimiento, lectura, esparcimiento y un poco de silencio mientras se estudia.

MÁQUINAS DE VIVIR

 Flamenco y arquitectura en la ocupación y desocupación de espacios Máquinas de vivir es un proyecto en torno al diálogo a tres bandas ent...