viernes, 19 de diciembre de 2008

Tramas (fragmento) 2008, Teresa Lanceta


Tramas

"Para un botánico una trama es una floración, para un escritor es un argumento; las noticias se refieren una trama como una confabulación en perjuicio de alguien o de muchos pero para un tejedor la trama es, por encima de cualquier otra acepción, un conjunto de hilos paralelos que cruzados con los de la urdimbre construyen el tejido el cual no es sólo un objeto utilitario sino también un estandarte de cultura.
El botánico, el escritor y el tejedor no sólo comparten un término sino que además, como gran parte de los seres humanos, son presa de tramas confabuladas, algunos de ellos desde niños.
Las tramas floreadas de este video se han hecho sobre la urdimbre que enmarca un telar como las manos de los pequeños tejedores de Sakkara.
Agradezco a los pequeños tejedores de Sakkara su resistencia a ser tomados solamente como pequeños tejedores. Los niños no tejen tramas floreadas sino ellos mismos son flores frágiles necesitadas de atención. De ellos son las voces que escuchamos y los sonidos, todos ellos, de mi telar”

Sobre la misma urdimbre que utilicé para crear Urdimbre proyecté fotografías de flores que había estado tomando en mis paseos con la Luna y que quería completar en mi viaje a Egipto con imágenes de manos de mujeres tejiendo. Mi estupor fue que en la mayor parte de talleres son niños los tejedores.... Ellos han ido imponiendo su presencia en el video y han dirigido este trabajo que hoy se presenta en la XI Bienal del Cairo.
Como en el anterior he tenido la colaboración de Pablo Pereda (www.nimagina.com) en la edición y de Adrian Iborra (www.ideasdelaboratorio.com) en el sonido. La duración es de 3m20s.

Tramas (fragmento) Teresa Lanceta from Teresa Lanceta on Vimeo.

domingo, 7 de diciembre de 2008

De nuevo Egipto. Esta vez, LAS PIRÁMIDES

Respondiendo a familiares y amigos.

Sí, la ciudad llega a las pirámides incluso el campo de golf de un hotel de superlujo limita con el vallado que las bordea. No obstante, el sueño romántico de las pirámides en el desierto, sobre las dunas y la arena amarilla pervive en gran parte de su perímetro y, si damos la espalda al noreste, por donde avanzan las construcciones, podemos recuperar esa visión. Pero, a pesar de la imagen tradicional grabada en nuestro más profundo interior, la emoción de verla ahí emergiendo sobre las calles, casi cercada por la vida cotidiana de la ciudad, el tráfico y las casas, es fuerte y sorprende. Son demasiado potentes y están demasiado metidas en nuestro inconsciente como para que no nos sigan atrapando.











MÁQUINAS DE VIVIR Flamenco y arquitectura en la ocupación y desocupación de espacios

MÁQUINAS DE VIVIR Flamenco y arquitectura en la ocupación y desocupación de espacios Máquinas de vivir  es un proyecto en torno al diálo...